XVII Triatlón Playas de Punta Umbría | Mi carrera

¡Bienvenido a una nueva crónica por mi blog personal! En esta ocasión querría hablarte sobre mi carrera en el pasado Triatlón Playas de Punta Umbría, tenido lugar el 17 de septiembre bajo la distancia sprint, en el que corrí junto a mis amigos del Triatlón Isbilya – Sloppy Joe’s. Éste iba a ser el último triatlón de carretera que corriese en 2017 por lo que, teniendo en cuenta además que el año pasado había sido el que más había disfrutado, iba lleno de motivación.

La previa

Como siempre en estas cuestiones, a este triatlón llegaba con algunas dudas. En este caso el trabajo durante las últimas semanas me había tenido un tanto alejado de los entrenamientos, y ya sinceramente mi final de temporada estaba siendo mucho más flojo en cuanto a preparación, de lo que me había propuesto hacía unos meses atrás. Me sentía algo congestionado, como si tuviese un principio de resfriado, con la respiración algo pesada y eso también me hacía tener dudas sobre el rendimiento que podría tener.

Hablando con mi amigo Viruta (a la izquierda de la imagen)

Eso sí, al margen de lo que dije en la introducción de la crónica, a esta carrera acudía con muchas ganas, ya que iba a ser una de las pocas pruebas a la que iba a poder venir a animarme mi familia. Ellos viven en Huelva y Punta Umbría apenas está a unos 15 o 20 minutos en coche. Además se preveía un día de convivencia fantástico con mis amigos y compañeros de club, ya que nos quedaríamos un rato en la playa y almorzaríamos juntos para reponer fuerzas mientras nos contáramos batallitas.

La carrera

Nada más llegar a Punta Umbría me quedé sorprendido del frío que hacía. La verdad es que yo había ido solo con ropa de verano, ya que llevábamos hasta la fecha un verano bastante caluroso (yo me había puesto un pantalón corto y camiseta deportiva fina de mangas cortas), y por la mañana estábamos rondando los 10 grados. Nada más salir del coche me quedé pelado de frío entre que bajábamos las bicis y nos dirigíamos a meta.

¡Animado antes de salir!

Gracias a dios pude recoger pronto los dorsales y la bolsa del corredor, ya que regalaban como obsequio una camiseta de mangas largas, por lo que aunque fuese una mínima protección, al menos me servía para entrar algo en calor y sobrellevar mejor la espera hasta la salida.

Antes de la salida pude estar con mi hermana, quien pudo llegar a tiempo para poder conversar conmigo, conocer a algunos de mis compañeros de club, tomarme algunas fotos o incluso ayudarme con la protección solar.

Natación

Para la natación dejaron la opción de utilizar neopreno. Mi intención era la de no ponérmelo, ya que a pesar de las ventajas que conlleva el utilizarlo, sí que es cierto que a mí particularmente se me agarrotan mucho los hombros y luego en las transiciones me cuesta muchísimo trabajo el quitármelo. Aún así todos mis amigos no pararon de insistir para que me lo pusiera, así que cedí a la presión popular y con al ayuda de mi hermana me calcé el Orca.

La natación fue superaccidentada. Tuve la mala suerte de tener a mi alrededor a varias de esas personas que no son capaces de seguir una línea recta, por lo que en varias ocasiones algunos nadadores me intentaron hacer la pinza y con otros tantos tuve que chapotear un poco más de lo debido para advertirles de mi presencia y de corrigieran el rumbo. A mis pies llevaba a mi infatigable compañero Jaime, mi pareja en el Algarve Bike Challenge de este año, quien por el costado derecho fue también quitándome a algunos nadadores que nadaban desviando su trayectoria.

Saliendo como podía del agua

Con todo eso fue una natación con muchos golpes, un poco más lenta de lo que a mí me hubiese gustado, aunque no resultó catastrófica.

Si quieres consultar mi actividad en Strava pincha aquí.

Bici

La T1 para mí fue agónica ya que aunque el neopreno no me lo quité mal del todo, sí que le había costado un poco salir. El sector de ciclismo consistiría en recorrer dos vueltas a un circuito prácticamente llano, aunque con bastante viendo. Con los apuros para no perder demasiado tiempo, al montarme en la bicicleta se me salió la tira de la zapatilla izquierda de sus guías, haciendo que me fuese imposible el cerrarla, de manera que fui todo el sector con el pie sin sujeción.

A rueda de Emilio Martín

Eso me lastró mucho, ya que para poder formar parte del grupo con el que había salido del agua tuve que dar muchísimo más de lo que tenía en el tanque aquella mañana y finalmente no conseguí enganchar con gente que colaborase. Llegados a la mitad de la primera vuelta me pasó como un avión Emilio Martín (doble campeón del mundo de duatlón y uno de los pesos pesados en la élite de estas modalidades multideporte), y conseguí engancharme a él durante unos kilómetros, aunque al llegar a la rotonda que finalizaba la primera vuelta, me puse de pie para tratar de ganar algo de velocidad al salir hacia la recta y ahí casi se me sale el pie izquierdo de la zapatilla. Con el susto que me llevé perdí su rueda.

Finalmente me conformé con hacer la vuelta que me quedaba con un grupito que venía por detrás y que no colaboraba demasiado, pero al menos era mejor que ir solo.

Si quieres consultar mi actividad en Strava pincha aquí.

Carrera a pie

La T2 afortunadamente fue bastante rápida, sin contratiempos ni problemas y pude salir rápido a correr. Las sensaciones no estaban siendo malas unos 4:30 min/km y pensé en mantener ese ritmo hasta el final.

Corriendo con Bermúdez al comienzo de la última vuelta de carrera

El circuito consistía en 4 vueltas a una calle (dos de ida y dos de vuelta), y al terminar la primera de las idas vi que a unos 20 segundos llevaba a un compañero de club (mi amigo Bermúdez), quien iba a un ritmo similar al mío, por lo que decidí esperarle. Desde luego aquello fue lo mejor que me pudo pasar en la carrera, ya que mutuamente nos motivamos y conseguimos que durante las últimas dos vueltas lo diésemos todo y recuperásemos mucho tiempo perdido. Entramos de la mano y tan solo me quedé a un par de minutos de mi tiempo del año pasado (donde en bici y corriendo fui mucho mejor).

Si quieres consultar mi actividad en Strava pincha aquí.

El tiempo final fue de 01:10:34.

La Post Carrera

Ahí ya pude disfrutar con mi familia (ya que no solo mi hermana se había quedado toda la carrera para animarme, sino que también habían venido mis padres), con mis amigos y compañeros de club. Bien comentando anécdotas, poniéndonos al día, recogiendo premios (ellos, porque yo no gané ni uno) o con la comilona post carrera. A nivel de sensaciones acabé satisfecho por el volumen de entrenamientos que acumulé este verano (que no era el deseado por mí) y muy feliz por poder nadar junto a Jaime y luego correr con Bermúdez. Eso sí, acabé muy contrariado con cómo sentía la respiración (de hecho días después tuve flemas, dolor de garganta y un principio de resfriado) ya que me mermó algo mi rendimiento y con el fallo en las zapatillas que me hizo no tener una bici más rápida y cómoda.

Al terminar con mi hermana. Mi apoyo nº1 en Punta Umbría

Para terminar

¡Hasta aquí ha llegado la crónica de hoy! ¡Espero que te haya gustado y que te haya servido para acercarte un poco a lo que viví con mis compañeros en el pasado campeonato andaluz! Dentro de poco volveré con más aventuras y anécdotas, especialmente con octubre que vendrá cargado de carreras y aventuras con la bici de montaña.

¡Un abrazo!

Anuncios

2 comentarios en “XVII Triatlón Playas de Punta Umbría | Mi carrera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s