XVI Triatlón Playas de Punta Umbría | Broche de oro a la temporada

¡Bienvenido a un nuevo post en mi blog personal! En esta ocasión te querría contar cómo me ha ido en el XVI Triatlón Playas de Punta Umbría, tercer triatlón de 2016 y último que tenía planeado para esta temporada.

Triatlón Isbilya Playas de Punta Umbría
Yo con mis compañeros de club tras la carrera

Previa

La carrera tenía lugar el domingo 18. Los días anteriores había estado terminando de afinar mi preparación, y entre ellos he de destacar que el miércoles anterior tuve el útlimo día de series de carrera a pie, donde quizás dí demasiado de forma que acabé arrastrando un dolor de piernas brutal hasta el propio día de la carrera. Aunque en un principio me pude haber arrepentido de aquella sesión, luego comprendí que me había sido más beneficiosa de lo que creía.

Aquel domingo viajé con un amigo mío desde Sevilla, hasta la localidad onubense de Punta Umbría. Pudimos aparcar justo al lado de la salida y tras montar las bicicletas, recogimos la bolsa del corredor (la cual venía con una camiseta promocional de manga larga, que me salvó del frío hasta que empezó la prueba) y colocamos las cosas en la zona de la transición. Por si fuera poco, para sentir más presión tenía todo colocado en la valla de los favoritos de la carrera.

La carrera

Natación

Al momento de comenzar la carrera la marea estaba bajísima (pocas veces he visto algo igual). Decidí ir a la estela de un compañero de club llamado Adrián, quien más o menos suele estar dentro de mis tiempos de natación. Ya que no me sentía al principio con muchas fuerzas pensé que el nadar a sus pies podría ser una buena opción.

La parte de la natación estuvo llena de anécdotas, ya que por ejemplo al llegar a la primera boya y tener que girar hacia la siguiente (todas a partir de ese momento dibujaría una línea en paralelo a la playa) hacía pie perfectamente llegándome el agua hasta la barbilla (como digo la marea estaba muy baja y en esa playa se coge profundidad muy poco a poco). El sector tuvo como longitud unos 920 metros (o un poco más incluso), en contra de los 750 que suelen ser los triatlones sprint. Tuve un par de roces con otro nadador que llevaba un traje de neopreno y con las placas del traje no paraba de rasparme una pierna. El sector lo terminé en unos 15 minutos largos, cosa que no está nada mal aunque podría haberlo hecho mejor.

Ciclismo

En ese momento voy rápido hacia la transición y me siento fuerte. Es raro, ya que siempre tras la natación me siento convaleciente y me cuesta andar, pero esta vez me siento distinto y cambio de disciplina rápido. Aunque consigo adelantar algunos puestos me cuesta calzarme zapatillas sobre la bici y se me escapan algunos corredores que conozco y con los que sé que podría haber cogido un buen grupo.

Observo sin embargo que me cambio más rápido que Adrián y decido esperarle unos segundos para que podamos enganchar juntos con grupo. Pronto nos organizamos unos cuantos y me doy cuenta de que hay un grupo numeroso más adelante, así que me pongo a tirar fuerte y en colaboración con otros dos chicos, en menos de 7 km conseguimos pillarles. A partir de ahí nos hacemos un pelotón, bajamos un pistón y me coloco atrás para ir más cómodo y no resentirme en la carrera a pie. En ese momento me doy cuenta de que estoy rodando a quienes quería pillar en un principio así que trato de relajarme y no perder la concentración.

Casi me mato al entrar en la zona de transición, porque una chica que se había metido en nuestro grupo de bici, decide coger una rotonda por fuera y en ese momento los chicos que veníamos por detrás teníamos que continuar recto… Casi me mato (por si no lo sabías las chicas salen unos minutos después de los chicos en las carreras de este año, luego no pueden ponerse a rueda de los chicos en bici y viceversa) y aún a día de hoy no sé cómo la esquivé.

Carrera a pie

Debido eso pierdo puestos a la hora de bajarme, se apelotona la gente en la zona de bajada (estaba muy saturada) y la llegada a la transción se hace lenta. Cuando todo se despeja salgo rápido, me cambio sin apenas dificultad y al inicio del último sector intento pegarme a un compañero de series de carrera a pie, pero a los pocos metros me veo fuerte y sigo solo hacia delante. A partir de ahí llega mi mayor disfrute del año, ya que a pesar de ir sufriendo todo el rato logro cubro el sector de forma constante entre 4:30 y 4:15. Es mi mejor marca del año, la mejor de mi vida en un triatlón y además tuve un rendimiento más o menos constante durante toda la carrera.

Acabo la prueba en 1:08:49 y fue sin duda mi mejor triatlón hasta el momento.

Tras la carrera

Lógicamente tras la prueba celebro día con compañeros, nos reímos, contamos nuestras batallas y un amigo de nuestro club, Matías (responsable del canal de Youtube Puentesiete me hace una pequeña entrevista para documentar lo que dio de sí esta carrera).

Luego, algunos comimos en una pizzería y ya nos fuimos a casa.

Para terminar

¡Así que hasta aquí ha llegado la temporada de triatlón 2016 para mí! Pronto elaboraré un post-reflexión con todos los detalles del año, analizando cómo han ido las cosas, a qué conclusiones llego y qué está por llegar. Solo puedo decir por el momento que estoy encantado por cómo me ha tratado el curso y que miro hacia el futuro con mucho optimismo.

¡Un abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s